La motivación es un factor que no se debe de pasar por alto, ya que hay ciertos objetivos que solo se pueden cumplir cuando estamos realmente motivados.

Por eso, en este artículo vamos a repasar algunos hábitos y hechos que te pueden ayudar a mejorar la motivación en ventas o la motivación que necesites para poder cumplir tus objetivos, independientemente de cuales sean.

Los 3 hábitos de la motivación de ventas

1. Autonomía.

Cuando el vendedor siente que lo que hace no sirve de nada, termina por abandonarse.

Cuando las iniciativas mueren por un mal entendido y no se tienen en cuenta las aportaciones individuales de cada miembro del equipo, entonces se matan las marcas personales de cada uno de ellos, fomentando un estilo negativo y pesimista que conduce a la desmotivación.

La falta del control sobre los trabajos termina generando una gran cantidad de estrés, lo que hace que muchos vendedores terminen teniendo una productividad baja. Por eso, deberían de tener una mayor autonomía para que tengan una buena motivación en lugar de una actitud destructiva.

2. Maestría.

Los vendedores, de la misma forma que cualquier otro trabajador, necesitan motivación y conseguir logros para poder tener un crecimiento personal. Tal y como lo comenta Martin Seligman en su modelo llamado PERMA.

Dichos logros no se pueden alcanzar si no se consigue un determinado nivel de maestría que permite que se puedan cumplir los objetivos.

Cuando el vendedor puede trabajar con sus fortalezas personales, entonces puede mejorar bastante. Es en este momento en el que entra en juego la formación y la capacitación, cuando se une la motivación.

Los vendedores tienen que estar formados y capacitarse para que puedan vender más y para que se mantengan motivados.

3. Propósito.

El anhelo de hacer lo que hacemos por algo más grande que nosotros, por algo que en realidad importe.

Es decir, se necesita un propósito que sea más importante que un simple bono económico, como el hecho de sentir que el trabajo que se hace en realidad está sirviendo para cumplir un objetivo más importante.

10 maneras de mejorar tu motivación

10 maneras de mejorar tu motivación

1. Siempre piensa en positivo.

Algo que muchas personas olvidan es que sus pensamientos tienen una repercusión directa en la forma en la que afrontan sus decisiones. Es decir, cuando una persona se mantiene positiva es más fácil que se mantenga motivada y de esta forma pueda llegar a avanzar a un mejor ritmo hacia sus objetivos.

2. Llevar un diario de progresos.

Este es un truco especialmente útil para las personas que no son muy metódicas. Una de las mejores formas de mantener la motivacón es tener conciencia sobre el progreso que se va haciendo a corto plazo, es decir, el progreso que se hace cada día o cada semana, en el caso de que no quieras escribirlo diariamente.

3. Visualízate alcanzando tus objetivos.

De la mano con el primer consejo está el hecho de que si te visualizas constantemente alcanzado tus objetivos, entonces será más fácil que te mantengas motivado. Así puedes continuar esforzándote al tener siempre en mente cuál o cuáles son los objetivos que deseas alcanzar.

4. Si un día no te esfuerzas, entonces redobla tus esfuerzos al día siguiente.

Esto es algo que nos pasa en muchos sentidos de nuestra vida, pero el ejemplo más claro lo podemos ver en las personas que comienzan a hacer ejercicio. Comienzan esforzándose todos los días para alcanzar su objetivo y fallan un día, después vuelven a fallar al día siguiente y piensan “el siguiente lunes”, el cual nunca llega.

Por eso, la regla de oro que debes ponerte cuando un día te gana la pereza y no consigues avanzar es: un día fallo, pero no dos días consecutivos.

5. La competencia entre amigos es una excelente motivación.

La competencia sana entre amigos siempre ha sido una excelente fuente de motivación, ya que de esta forma se incentiva una “lucha” por alcanzar nuestros objetivos.

6. Mantente mentalmente preparado para los fracasos.

Los objetivos importantes no se cumplen de un día para otro, por lo que es un hecho que habrá días difíciles y momentos muy malos. Estos pueden hacer que lleguen pensamientos que nos inciten a darnos por vencidos.

Sin embargo, debes mantenerte mentalmente fuerte y preparado para lidiar con estos momentos.

7. Mantén a la vista una lista de por qué es importante mantenerte motivado.

Está claro que tienes ciertas razones o motivos para querer cumplir tus objetivos, pero en algunas ocasiones, especialmente durante los momentos difíciles, podemos olvidarlos o simplemente pasarlos por alto.

Es por eso que mantener una lista que veas junto con los motivos que tienes para mantenerte motivado y llegar a tus objetivos te puede servir de gran ayuda.

8.- Es importante recibir consejos.

Si otras personas ya han alcanzado tu objetivo, no las envidies, mejor haz lo posible para poder contar con su apoyo y con su conocimiento.

Contar con la experiencia y los consejos de alguien que ya ha estado en tu lugar puede ser de gran ayuda y servir de gran impulso para que consigas alcanzar tus objetivos.

9.- Conoce tu verdadera pasión.

Una de las razones más comunes por las que las personas se dan por vencidas es porque están persiguiendo un sueño que en realidad no es suyo. Es decir, hacen algo que no les apasiona, pero lo hacen porque alguien les dijo que sería sencillo o que habría mucho dinero de por medio.

Para mantenerte motivado es necesario que hagas algo que disfrutes haciendo y que realmente te apasione. Algo que despiertes con ganas de hacer y de llevar a cabo.

10.- Encuentra motivación en los detalles pequeños.

Encontrar inspiración en los detalles pequeños te puede ayudar mucho. En realidad, aunque muchos no lo sepan, puedes encontrar inspiración casi en cualquier lugar. Cuando aprendas a hacer esto podrás mantenerte motivado durante mucho más tiempo.

Share This